La arquitectura pasiva costa del sol se está imponiendo como uno de los tipos de vivienda del futuro. Gracias a sus muchas cualidades para los usuarios así como para el beneficio medio ambiental que producen. En la actualidad la preocupación por los cambios climáticos y por el medio ambiente en sí, está haciendo que la vivienda del futuro sea bioclimática. Este tipo de arquitectura se basa en aprovechar los recursos naturales en su beneficio así como de instalar la vivienda integrándose en el medio natural sin impactar de manera negativa.

 

Este tipo de diseño arquitectónico usa materiales como la madera, el ladrillo, piedra o el hormigón. Estos materiales no deben contener ni químicos ni tóxicos. Con la intención de no alterar los campos magnéticos dentro de las casa y ayudar a conseguir un buen ambiente interior.  Las construcciones aprovechan los recursos del sol, viento, tierra y agua en su beneficio propio. La arquitectura pasiva Marbella tiene por objeto generar un ambiente interior confortable sin consumo energético. Para eso hay que servirse de estrategias arquitectónicas y climáticas como la orientación, la densidad de los muros y sustituir calefacción por un estrategia sostenible. Para enfriar hacer uso de la ventilación cruzada.