Interrupción embarazo

Desde el año 2010, España es un país en el que la decisión de abortar es un derecho para toda mujer que lo solicite. Se trata de una elección libre y voluntaria, aunque en ocasiones precisa de un periodo de reflexión amplio, ya que se trata de un hecho sin retorno.

En cualquier caso, la información que se disponga sobre el tema es algo primordial para determinar la alternativa final. Por ello, a continuación, se detallan algunas de las técnicas más empleadas para la interrupción voluntaria del embarazo en Sevilla:

  • Aborto farmacológico: cuyos fármacos sólo pueden ser suministrados en clínicas especializadas.
  • Hasta las 12 semanas / hasta 13 – 17 semanas: en ambos casos se lleva a cabo el método de dilatación y aspiración. La diferencia que existe entre un periodo y otro es que durante ‘el segundo periodo’, es necesaria una preparación cervical previa a la dilatación.
  • De 18 a 22 semanas: es necesaria la inducción farmacológica, aunque en ocasiones es necesario finalizar el proceso mediante extracción instrumental.
  • Más de 22 semanas: precisa del informe de un comité médico de un hospital público que verifique que existe una enfermedad fetal severa e incurable.
  • Aborto selectivo: se produce cuando existe un embarazo múltiple y uno de los fetos presenta algún defecto congénito; para ello, se trata a dicho feto inyectando los fármacos oportunos sin que ello afecte al feto sano.
  • Reducción embrionaria: es un método que consiste en disminuir el número de embriones en un embarazo múltiple y que, además, es cada vez más frecuente como consecuencia de las técnicas de reproducción asistida.

 

Para conocer más información sobre los métodos de interrupción de embarazo en Sevilla, es imprescindible acudir a centros sanitarios acreditados donde un especialista pueda evaluar el grado en el que se encuentra la paciente y que la intervención se produzca de manera segura, evitando cualquier riesgo existente para la misma.