Hacer deporte de forma habitual es una práctica muy sana y muy recomendable para todas las edades. Pero hay que hacerlo con cabeza y siguiendo una serie de pautas, a fin de evitar lesiones innecesarias:

  • Al principio, calentar; al final, estirar. Es muy importante, antes de iniciar la práctica, realizar un buen calentamiento. Someter al cuerpo a un ejercicio extremo estando frío, incrementa las opciones de sufrir lesiones musculares.
  • Controla la técnica, evita el sobreentrenamiento y respeta los tiempos de descanso. Llevar al cuerpo al límite y no proporcionarle los tiempos de descanso necesarios hace que los tejidos estén más susceptibles y que se produzca una lesión.
  • No olvides la importancia del material. Es fundamental que cada deporte se realice con el material oportuno y que estés cómoda. Por ejemplo, si tienes unas zapatillas para caminar de mujer, no las utilices para hacer running o padel, pues cada cual tiene su función y están diseñadas para unas u otras cuestiones.

zapatillas para caminar mujer