Es más común de lo que querríamos que los peques de la casa sufran fracturas óseas. Brazos, piernas y dedos son las fracturas más comunes entre nuestros hijos, pues los juegos, saltos y carreras hay veces que terminan en este tipo de contratiempos.

ortopediaA continuación te detallamos una lista de pasos que debes dar si te ves en esta situación, para que seas capaz de mantener los nervios a raya:

  • Lo primero que debes hacer es intentar tranquilar al pequeño, diciéndolo que todo va a salir bien, que no tiene de qué preocuparse. Evita los gritos y las riñas, no es el mejor momento para esto.
  • Si la fractura es cerrada, aplica frío local y lleva a tu hijo o hija a urgencias. Si no tienes coche o no te encuentras capacitada para conducir, llama a la ambulancia de tu seguro médico.
  • La ciencia avanza de mano de la tecnología. Actualmente existe una ortopedia infantil en Sevilla que ha desarrollado un tipo de escayola resistente al agua, menos pesada y más vistosa. Una forma de ayudar a la recuperación de la fractura sin que el pequeño tenga que sufrir tanto.