Cuando estamos haciendo una dieta o nos planteamos comenzar con una, una de las preguntas más típicas es qué puedo comer. Todos, al oír la palabra dieta, pensamos en comer solo verduras y frutas pero, esto no es así. Es cierto que necesitamos comer muchas verduras y frutas, pero una dieta debe ser variada. Por eso es muy importante en tu cocina las recetas de pollo, por ejemplo, o las recetas con pescado. Nuestro cuerpo necesita todos los nutrientes, por lo que todos los alimentos son necesarios en su justa medida.

 

Olvida las dietas milagrosas en las que solo comemos un producto o prometen perder mucho peso al no conseguir los nutrientes necesarios porque son mentira. Este tipo de dietas no son nada sanas y a la larga pueden acarrear problemas en nuestro cuerpo. Por eso, si quieres hacer una dieta sana y equilibrada, tienes que pensar en dietas diferentes recomendadas por médicos o nutricionistas. Una vez acudas a profesionales que te recomienden una dieta para tu tipo de cuerpo, solo tienes que buscar recetas con pollo, recetas con pescados o recetas con verduras para hacer de tu dieta algo entretenido y variado y no hacer siempre el mismo plato.