La protección en el trabajo depende de muchos factores. Muchos corren por parte del empresario, que debe controlar y acogerse a la Ley de Prevención de Riesgos Laborales. Muchas veces, los propios trabajadores tenemos en nuestra mano una serie de tips que nos ayudarán a prevenir sustos y accidentes:

  1. Mantén despiertos los 5 sentidos en tu puesto de trabajo a lo largo de toda la jornada. Además, es de obligación por parte del empresario formar a sus trabajadores en prevención, y siempre debe venir por parte de expertos.
  2. La cualificación es fundamental: sólo podrás desarrollar tu trabajo eficazmente si estás cualificado para ello. No tener los conocimientos necesarios incide en una menor productividad y en un riesgo superior de sufrir cualquier accidente.
  3. uniformes barcelonaEl uniforme laboral y los sistemas de protección son fundamentales. Sobre todo para sectores como el industrial o la hostelería, entre otros. ¿Imaginas a un electricista sin unos buenos zapatos aislantes que lo protejan de una descarga? Por ello existen empresas como Trimber, con sede en Las Palmas, actualmente una tienda de confianza especializada en uniformes de empresa.
  4. El mantenimiento de la maquinaria, las herramientas y los equipos que manejen los trabajadores es fundamental.
  5. La motivación, la tranquilidad y la seguridad recrean un ambiente más relajado, sin presiones ni prisas. Esto provoca realizar las tareas con mayor rigor y precisión.

Estos son solo algunos consejos para desarrollar tu trabajo diario con cabeza y mucha protección. Cuidar de nosotras mismas no sólo es tarea de la empresa, muchas cosas pasan por nuestra concienciación.