Cuando se va alejando el invierno y comienzan a subir las temperaturas en Sevilla, lo cual no va a tardar mucho en llegar, es necesario ir pensando, además de en el cambio de armario, en guardar la ropa de abrigo de nuestra cama, es decir, mantas, edredones y demás.

IMG_5660-Small

Normalmente, con el cambio de estación, en todas las casas se guardan estas prendas durante las estaciones de primavera y verano, lo cual debe hacerse correctamente y tras un proceso de limpiado, para que no se apolillen ni sufran desperfectos durante el tiempo que estén guardadas. Lo más acertado si dudamos ante cualquier proceso de limpieza es acudir a una lavandería en Sevilla que nos lo deje en perfectas condiciones y listo para guardar, pero lo más normal es lavado en frío si son tejidos delicados o incluso en seco. Para los edredones de pluma deberemos consultar la etiqueta del mismo, y en el caso de que se pueda meter en la máquina, hacerlo máximo a  30º y sin usar suavizante para no apelmazar el relleno.