Los psicólogos consideran a las mudanzas como la tercera causa de inestabilidad emocional provocada por el estrés que genera, tan solo superada por duelos familiares o despidos. Es lógico que provoque agobio. Al fin y al cabo se trata de una ruptura, de un cambio en nuestra rutina. Más aún si nos mudamos a otra ciudad.

Nuevos espacios, nuevas amistades, nuevos hábitos a los que acostumbrarse. Todo ello, en una mayor o menor medida, puede provocar cierto grado de ansiedad…e incluso depresión. Si tienes a la vista una mudanza, será bueno que intentes minimizar ese agotamiento mental que sin duda sentirás. Afróntalo con positivismo. Evita en lo posible todo tipo de conflictos externos. Planifica tu mudanza con tiempo suficiente. Hay empresas de mudanzas económicas en Sevilla que te facilitarán todo el proceso operativo. Aprovecha para hacer un ejercicio de “limpieza”, desprendiéndote de todo aquello que ya no vayas a necesitar en el futuro. Y proyecta tus pensamientos hacia la nueva casa. ¿Cómo distribuirás los espacios? ¿Dónde recolocarás tus cosas? Piensa que comienzas una nueva aventura y que te aguardan nuevas e interesantes oportunidades.

 

movers-24402_1280