solomon-hsu-518339-unsplash

Mantener a tus empleados bajo un ambiente seguro para el correcto desempeño de su trabajo debe ser un valor de empresa. La indumentaria debe ajustarse a la perfección al sus movimientos y, bajo ningún concepto, debe impedir o entorpecer el trabajo de un empleado.

Por ley, como empresaria debes asegurar que tus empleados trabajan bajo las condiciones mínimas de seguridad recogidas en la directiva 89/656/CEE establecida por la Unión Europea. Podrás encontrar los productos que necesites en cualquier tienda de ropa de trabajo. Según esta directiva, estas son las zonas que deben ser protegidas si corren riesgo directo: pies, piernas, manos, muñecas, brazos, tronco, sistema respiratorio, cabeza y oídos.

En internet o en tiendas especializadas encontrarás ropa de trabajo baratas y de calidad, que no te supondrán una excesiva inversión. Aunque no debes caer en el error de intentar ofrecer lo mínimo posible para ahorrarte unos euros. Mantener a tus empleados seguros es lo más importante.