La dieta más equilibrada y variada es la dieta mediterránea. Dispone de variedad de alimentos y, con ellos se pueden formar platos espectaculares. Sevilla es un lugar maravilloso para disfrutar de ella, ya que dispone de comidas más saludables y proteicas hasta menús más calóricos, pero que aportan bastantes nutrientes. Abunda la fruta y la verdura, aunque la pasta es nuestra gran aliada. La mejor opción es comer en un restaurante de comida española en Sevilla porque podrás disfrutar de la dieta andaluza y así, además, disfrutar de la oferta cultural. 

En las excursiones, siempre se come por grupos, puesto que si no se conocen los restaurantes pues todos van al mismo. La mejor opción y lo primero que se debería hacer sería reservar, ya que si vas con más personas pues tienen que disponer de hueco para todos y, por lo tanto, es más difícil conseguir sitio. Una vez que tenemos reservado, lo siguiente es preguntar por el menú, ya que en muchas ocasiones, las comidas para grupo en Sevilla puede ser una gran opción, ya que se puede modificar y hacerlo un poco más personal según los gustos.