Existe el pensamiento extendido de que las plagas sólo se expanden en verano y que durante el invierno estas desaparecen. Aunque es cierto que muchas plagas proliferan más en las temporadas calurosas, esto no quiere decir que el invierno no cuente con ciertas plagas de riesgo.

principal_15112012180457_Aplicacion aceite mineralEl frío, las lluvias y las bajas temperaturas hacen que ratas, ratones y cucarachas abandonen las calles para buscar refugio dentro de las casas. El hogar es el lugar perfecto: hay menos humedad y más calor, un espacio perfecto para resguardarse y seguir reproduciéndose. El clima artificial creado por los sistemas de calefacción es un foco de atracción para las plagas. Un equipo de fumigadores en Madrid puede detectar las zonas de una vivienda más propensas a sufrir un brote de cualquier plaga.

Las cámaras de aire del techo son el lugar preferido por los roedores para crear sus nidos. Pueden acceder hasta estos puntos gracias a los desagües. Las cucarachas acceden de forma parecida pero siguiendo las tuberías hasta cocinas y cuartos de baño, donde encontrarán el clima y el alimento ideal para su desarrollo.
Para frenar el avance de cualquiera de estas plagas, al más mínimo indicio de su presencia es recomendable contactar con fumigadores en Madrid.