La moda flamenca en Sevilla pasa de generación a generación. Es una de las herencias que todos recibimos. Nos inculcan desde pequeños la feria, las sevillanas y bailes. Las madres regalan sus vestidos de flamenca a las niñas y durante una semana, el albero del recinto ferial se convierte en la mejor de las pasarelas con una explosión de colores, diseños y volantes. Es una fecha irreemplazable en el calendario de cualquier andaluz y personas de todo el país e incluso de todo el mundo se acercan con curiosidad a conocer esta fiesta que tanta repercusión ha tenido siempre.

La moda es sin duda uno de los grandes protagonistas de estos días. Durante todo el año los diseñadores, comercios y jóvenes talentos del sector preparan sus colecciones, para que todos podemos ser testigos de un espectáculo único de arte, cultura y moda.

La feria es uno de los símbolos más característicos de la ciudad y sin duda alguna, es la fecha más esperada del año para cualquier sevillano.