Sabemos que freír los alimentos no es la manera más sana de cocinarlos, pero hay ciertos alimentos que no tenemos otra forma de cocinarlos. Cuando hablamos de freír a todos nos vienen a la cabeza las grasientas patatas fritas, pero por ejemplo si nos imaginamos un atún frito ya no nos parece tan malo ¿verdad?.

Lo más importante a la hora de freír es que el aceite sea de oliva. ¿Pero por qué?, el aceite de oliva es más denso y aguanta mejor las altas temperaturas que hacen que el aceite se queme y termines soltando una serie de toxinas que son nocivas para el organismo. Usando aceite de oliva los alimentos se cocinan antes y absorben menos aceite. La alta temperatura hace que la superficie se caramelice, siguiendo la reacción de Maillard. Esto es lo que hace que nos gusten tanto los fritos.

Por ejemplo si ponemos en algún buscador: “Tomate frito recetas” podemos ver que el tomate frito es sano y sobre todo sabroso.

Ya sabes que aparte de usar aceite de oliva bien caliente tenemos que prestar atención al corte de los alimentos. Cuanto más fino sea el corte antes se freirá y menos ácidos grados absorberá.

 

 

freidora