La forma del pie, la manera en que se mueven los músculos y hasta la propia estructura ósea diferencian anatómicamente al hombre de la mujer. Diferencias que se traducen en su manera de practicar deporte. Y también en los materiales y complementos que se utilizan para ello. Por ejemplo, las zapatillas deportivas. Los fabricantes tienen muy en cuenta esas diferencias biomecánicas, básicamente centradas en el arco, el lateral, el primer dedo y el metatarso.

Si hablamos de running, hoy podemos encontrar zapatillas deportivas clásicas para mujer que añaden menos amortiguación para compensar el menor peso de su cuerpo, aumentan la distancia entre el talón y la puntera y se diseñan más ligeras y más estrechas, adaptándose mejor a la forma característica del pie femenino.

Al igual que en los modelos masculinos, se apuesta claramente por la eficiencia. Cuando busques zapatilla deportivas online para mujer, ten en cuenta tu peso, la frecuencia de uso, su capacidad de protección, su ligereza…y sobre todo, su confort. Solo así le sacarás el máximo partido a tu inversión.

ZS58898-100-1