El campo de la ciencia en lo que a reproducción se refiere ha avanzado a pasos agigantados en los últimos años. Algunos de los problemas que anteriormente sinseminacion artificial sevillauponían un hándicap muy alto para las parejas en Valencia a la hora de tener un bebé se han visto reducidos gracias a la evolución de la ciencia, siendo la fecundación in vitro un proceso ya habitual y cada vez con más probabilidades de éxito.

 

La fecundación in vitro requiere un proceso de estimulación ovárica, para lo que en los últimos años han surgido medicamentos que potencian su producción. Habitualmente, las clínicas ginecológicas en Valencia recomiendan su uso. Sin embargo, advierten que su consumo debe ser cuidadosamente regulado por profesionales, debido a que puede presentar problemas o complicaciones, como el síndrome de hiperestimulación ovárica. Actualmente este caso se da muy pocas veces, normalmente cuando se consigue el embarazo en el mismo momento de la punción y se empieza a producir la hormona de manera natural.

Afortunadamente y gracias al estudio científico, estas complicaciones se reducen cada vez más, para lo que es necesario acudir a clínicas de reproducción especializadas.