franquicias de hosteleria

 

 

Las franquicias de hostelería son una posibilidad de emprender en un negocio seguro. No se puede decir que en España los bares y restaurantes no tienen fama de estar siempre llenos incluso en crisis. Si además a esto lo añades una carta con un precio asequible, variedad, vinos, cervezas y un buen servicio el éxito lo tienes en bandeja. ¿Cuáles son las ventajas del franquiciado? El franquiciado reduce los riesgos aliándose con una marca de éxito probado y desarrollando el negocio como si fuera propio.

 

 

Antes de comenzar con la actividad, el emprendedor recibe formación previa y asesoramiento en la puesta a punto del local, en su caso. El emprendedor aprovecha la trayectoria y las herramientas de comunicación y marketing de la marca y del resto de franquiciados. En estos casos, se sitúan en ventaja con respecto a las pymes que trabajan de manera independiente. La empresa franquiciada comienza su andadura con una marca reconocida por el público. De esta manera se evita una de las mayores incertidumbres de todo emprendedor. La pertenencia a una comunidad de franquiciados permite preguntar a otros emprendedores acerca de sus experiencias al frente de su negocio. Si a esto le añades en invertir en bares de cocina andaluza en Alicante con sus tapas que son archiconocidas el futuro del emprendimiento es tuyo.