El verano es una estación que suele ser muy decisiva para muchas parejas por diversos motivos. Por un lado, se trata de unos meses en los que se conoce a mucha gente nueva, y aumenta el riesgo de infidelidades, por lo que se ponen en riesgo gran número de 4389725_origparejas. Otro factor importante es la monotonía. Para muchas parejas carentes de decisión en su vida amorosa, las vacaciones o el tiempo libre puede suponer un bloqueo y, en consecuencia, dar lugar a una relación monótona sin rumbo alguno.

La terapia de parejas se convierte en la solución para muchas de ellas, que buscan una posible solución a algún problema leve que se pueda solucionar cuando realmente importa la persona que se tiene al lado. Así, muchos psicólogos en Sevilla centran su actividad laboral durante estos meses estivales en las relaciones de pareja, para pasar drásticamente al síndrome post vacacional y la depresión una vez acabado el verano.