bekah-russom-231866-unsplash

La rehabilitación daño cerebral infantil reduce la duración de los tratamiento y aumenta las posibilidades de independencia de los pacientes y familiares. En los últimos años el número de casos de niños que presentan lesiones cerebrales adquiridas y congénitas ha incrementado. Así como los trastornos del neurodesarrollo. Estos trastornos producen lesiones físicas, cognitivas, conductuales, emocionales y sociales repercutiendo en el niño, en la familia y en el entorno tanto social como escolar. La aplicación de nuevas tecnologías y a los tratamientos actuales, muchos de estos niños sobreviven a las secuelas cerebrales.

Para poder tratarla es primordial realizar una valoración neuropsicológica completa que evalúe el funcionamiento cognitivo, emocional y conductual del niño. Este informe determinará el diagnóstico y los pasos a seguir. Es fundamental acudir a un centro recuperación daño cerebral para poder ser atendido por los mejores especialistas y la recuperación del menor sea efectiva. Además esta rehabilitación neuropsicológica infantil debe incluir al niño, a su familia y a la escuela.