Una de las mayores preocupaciones de la mujer a lo largo de su vida es su fertilidad, es decir, su capacidad y posibilidades de engendrar un hijo. Son muchos los factores que intervienen en este proceso y que hace que la fertilidad sea más alta o más baja, siendo la edad uno de los más apremiantes.

embarazo

Existen muchos otros problemas por los que las mujeres tienen dificultades a la hora de quedarse embarazadas, pero la edad sigue siendo el más general. Muchas mujeres que acuden a clínicas de reproducción asistida lo hacen en una franja de edad normalmente madura, ya que el organismo es fértil normalmente a partir de los 15 años, es decir, en plena pubertad; y deja de serlo por norma general con la llegada de la menopausia, alrededor de los 49 años. Esto es algo que varía según cada mujer, y existen estudios de fertilidad que se pueden realizar a cualquier edad para averiguar si la fertilización será óptima o no según en qué momento. En esa franja de edad, las mejores condiciones de fertilidad se dan hasta los 35 años, cuando ya las posibilidades de llegar al embarazo empiezan a  descender paulatinamente.