Siempre andando de un lado para otro, no has cumplido aun ninguno de los propósitos de Año Nuevo y todavía te cuesta llegar a fin de mes. Es hora de plantarse y reorganizar tu vida de una vez por todas. Si estás intentando ahorrar un dinerillo para acabar con esa ajetreada rutina que llevas, te resultarán muy útiles algunos de los consejos que te dejamos a continuación:

 

En primer lugar, sería conveniente ahorrar en la factura del gas. Sabemos que con este tiempo de frío y temperaturas inestables nos gusta pasar más tiempo en la ducha y bañarnos con agua caliente, pero esto solo incrementará los costes.

 

Otra cosa importante a tener en cuenta, muy en consonancia con el ahorro del recibo de gas, es la cocina. Es fundamental usar los fuegos de la cocina durante el tiempo que sea necesario, ya que en caso contrario se estaría realizando un gasto económico bastante alto.

 

En el caso de la luz, hay que remarcar un uso eficiente del tiempo que se mantienen las bombillas encendidas, así como del uso del aire acondicionado.euro