Cuando planificas una mudanza Sevilla como no se organice puedes volverte loca. Nadie se da cuenta de la cantidad de enseres que acumula a lo largo de una vida. O de un año. A la hora de hacer la mudanza es el momento ideal para deshacerse de aquellas cosas que no merecen la pena. Ropa que no te has puesto y que no te vas a poner nunca. Dónala a cualquier centro de recogida de ropa. Muebles que ya no pegan con la decoración de tu nuevo hogar. Seguro que podrás venderlos o regalarlos. Siempre hay alguien que lo necesite.

 

Uno de los elementos que mudamos una y otra vez y suelen pesar pero nunca dejamos atrás son los libros, cd, discos, etc. Clasifícalos antes de meterlos en caja y pon en rotulador permanente a dónde van a ir en la nueva vivienda. Esto le facilita el trabajo a los operarios que se encargan de la mudanza así como a ti para  después colocarlos. Y ¿qué haces si tienes que dejar una vivienda un día antes de entrar en la otra? Muy fácil, haz uso de los trasteros Sevilla para guardar tus cajas y planifica la mudanza con dos días. Tener una buena organización es la clave del éxito.