Llega el verano y con él, largos días repletos de sol. Cada vez suben más las temperaturas y los peques de la casa necesitan refrescarse con un buen chapuzón.

Os traemos algunos consejos para hacer más amenas las tardes de verano, tanto en la piscina como en la playa:

· La comodidad es importante , tanto para tus hijos, como para ti y, por ello, el uso de bañadores hace que existan menos riesgos para que los peques se quemen debido al gran tiempo de exposición al sol. Además, podemos aprovecharnos de lo divertida y fresca que es la moda de niño para estas fechas, cargada de color y estampados.
¡Los bañadores para niño se convierten en una explosión de originalidad y alegría!

Moda infantil

· Puedes utilizar distintos accesorios de baño para niños, como camisetas de estampados divertidos y a la vez, puedes combinarlos con bañadores llenos de colores, que tus hijos se sientan a gusto llevando prendas con diseños originales.

· Lleva siempre a mano protector solar, y ¡no te olvides de echarles crema cada cierto tiempo!, es muy importante cuidar el ph natural y más en pieles tan jóvenes como la de los niños.

· También un factor a tener en cuenta es el cuidado de sus oídos, es sobre todo en verano que sufren más infecciones como “otitis” de piscina, llamada así debido al contacto constante entre calor y humedad que produce la inflamación. Algunos consejos prácticos serían secarle bien las orejitas después de cada baño y, si fuera necesario, utilizar tapones.