Al llegar a cierta edad, el organismo humano empieza a mostrar signos de debilidad y cansancio. Esto provoca que aquellas personas que en un pasado estaban llenas de vitalidad y no paraban de hacer cosas, ahora necesiten de una mano que las cuide y esté a su constante servicio y atención. Esto es algo que también las atormenta, ya que no desean ser carga ni preocupación para nadie, en la mayoría de los casos los hijos, pero estos también saben que la responsabilidad debe recaer sobre ellos del mismo modo en que la responsabilidad de un hijo recae sobre un padre durante sus primeros años de vida.

slider2

Por desgracia, el ritmo de vida de hoy en día impide a muchos hijos estar al cuidado de sus padres, ya en edad avanzada, como estos merecerían y necesitan en muchos casos, por lo que se hace necesaria la ayuda de profesionales. La opción del centro de día para ancianos en Sevilla es relativamente novedosa, y ofrece a estas personas la atención por parte de profesionales que se ocupen de ellos durante gran parte de su tiempo, para que no queden desatendidos y así inviertan también su mente en quehaceres ocupacionales. Existen muchos centros de día en Sevilla, la mejor alternativa para la salud mental y física de nuestros mayores.